USO denuncia que Ryanair vuelve a usar el chantaje en lugar de la negociación y el amedrantamiento a los trabajadores en vez de la mejora de sus condiciones. Así lo demuestra la última andanada del consejero delegado de la aerolínea irlandesa, Michael O’Leary, asegurando que “recortará aviones y en empleo en los países donde se hagan huelgas”. Desde USO Sector Aéreo, consideramos que envía mensajes amenazadores “en lugar de sentarse a negociar con los representantes de los trabajadores para alcanzar un acuerdo que desconvoque la huelga de TCP en España”.

USO denuncia que Ryanair vuelve a usar el chantaje en lugar de la negociación y el amedrantamiento a los trabajadores en vez de la mejora de sus condiciones. Así lo demuestra la última andanada del consejero delegado de la aerolínea irlandesa, Michael O’Leary, asegurando que “recortará aviones y en empleo en los países donde se hagan huelgas”. Desde USO Sector Aéreo, consideramos que envía mensajes amenazadores “en lugar de sentarse a negociar con los representantes de los trabajadores para alcanzar un acuerdo que desconvoque la huelga de TCP en España”.

Ernesto Iglesias, responsable de Vuelo de USO Sector Aéreo, explica que “estas desafortunadas declaraciones vienen a mostrar nuevamente la nula disposición de Ryanair a negociar un acuerdo en España, similar al alcanzado con el sindicato Ver.di en Alemania la pasada semana. La principal reivindicación que ha motivado la huelga es que Ryanair se ciña a la legislación laboral española, y eso es algo por lo que no están dispuestos a pasar. Seguimos sin tener contacto con la empresa para iniciar negociaciones. Si se llega a la huelga, es únicamente responsabilidad de la compañía, por su inmovilismo que deja en tierra a miles de pasajeros en toda Europa con tal de no ceder en algo a lo que sí ha cedido en Alemania. Si está dispuesto a tratar en los mismos términos, valoraríamos la posibilidad de destensar el conflicto”.

“Ryanair ha defendido hoy que no está dispuesto a ceder ante demandas ‘poco razonables’, pero consideramos que las reivindicaciones que exigimos de aplicación de la legislación laboral y sindical española e igualar las condiciones de los subcontratados a través de las agencias Workforce y Crewlink con los TCP contratados directamente a través de Ryanair están totalmente justificadas y ajustadas a derecho”, remarca Iglesias.

Además, O´Leary ha recalcado que “hará frente a las protestas y que no cederá ante las demandas que pongan en riesgo el modelo de negocio de la aerolínea de bajos precios y alta eficacia”. En esta misma línea, el responsable de finanzas de la empresa, Neil Sorahan ha planteado que “si hay otras bases en las que podemos ganar más dinero y podemos operar de manera más eficiente, entonces veremos la asignación de aviones”.

“En estos términos se pronunciaron en la reunión que mantuvimos el día 18 de julio con la Dirección General de Trabajo, amenazando con sacar el negocio de España si seguían adelante las movilizaciones de trabajadores, a pesar de que posteriormente se retractaron de estas declaraciones, acusándonos incluso a nosotros de mentir y enturbiar el proceso”, puntualiza Iglesias.