En el marco de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, que se celebra el 7 de octubre, la Unión Sindical Obrera ha reivindicado en un acto celebrado hoy la necesidad de que se produzca una verdadera subida salarial en España.

“Que en España, el 0,4% de población posea una riqueza equivalente casi al 54% del PIB de nuestro país o que sigan aumentando las desigualdades, agravadas por unas reformas laborales y sociales que castigan a los trabajadores y sus sindicatos, pervirtiendo la negociación colectiva o reduciendo las pensiones, son razones suficientes para reclamar el fin de la devaluación y congelación salarial y de la pérdida de poder adquisitivo que llevan arrastrando los trabajadores”, ha defendido Julio Salazar, secretario general de USO.

La reivindicación del Trabajo Decente es un anhelo para lograr una vida digna en todas partes del mundo. Se reclama un trabajo con derechos, con ingresos suficientes para mantener un hogar y a una familia, con seguridad y protección social, n una sociedad inclusiva y democrática. “Se trata de una reivindicación universal, tanto que el Trabajo Decente está recogido en el Objetivo octavo del Desarrollo Sostenible que todos los gobiernos del mundo se comprometieron a cumplimentar, reordenando sus políticas para lograrlo. También el Gobierno de España viene obligado por ese compromiso”, apunta Salazar.

“En una globalización donde muchas empresas generan precariedad laboral y en un mundo donde el 1 % más rico acumula más riqueza que el resto del planeta, se hace necesario un reparto más justo. En España, pero también en Europa, hay que recuperar los derechos laborales y la negociación colectiva, en definitiva, recuperar lo perdido para impulsar la demanda interna y la capacidad de inversión”, ha reivindicado Salazar.

Para propiciar este cambio desde USO abogamos por que se lleve a cabo una profunda transformación del modelo productivo, reforzando a investigación, por la vuelta de los jóvenes que tienen que abandonar nuestro país por falta de expectativas de futuro, y apostando por el crecimiento incluyente y equitativo basado en salarios dignos con trabajo decente.