La Federación de Enseñanza de USO lleva meses denunciando la grave situación que está atravesando el sector de Autoescuelas en nuestro país por el conflicto que tiene la Dirección General de Tráfico con los examinadores, que lleva ya muchos meses enquistado y que tantos problemas de todo tipo está ocasionando en el sector de Autoescuelas. De manera especial, denunciamos la incidencia que este conflicto está provocando en los puestos de trabajo, pues muchos trabajadores están siendo despedidos.

Exigimos a la DGT que de una vez por todas busque soluciones a ese conflicto, que está paralizando completamente el dinamismo de un sector que mueve cientos de trabajadores y que por la inacción de la DGT ha puesto en serio peligro los puestos de trabajos de muchos trabajadores de este sector. El conflicto es de tal magnitud que se necesitan soluciones rápidas, urgentes con el fin de recuperar la normalidad de un sector que cumple un importante servicio social. Los trabajadores de Autoescuelas no tienen la culpa de ese conflicto de la DGT y le piden mayor sensibilidad laboral y social y que piensen en los preocupantes problemas que está ocasionando. No entendemos como este conflicto se ha podido alargar tanto en el tiempo sin que apenas se haya avanzado en el proceso negociador.
Todo esto ha provocado que muchos alumnos, que aprovechan además el periodo estival para matricularse en las Autoescuelas, hayan desistido de hacerlo ante la imposibilidad de poder examinarse. Este descenso de alumnos, muy preocupante, está llevando al sector a un momento de parálisis.
Por eso, desde FEUSO pedimos a la DGT que solucione de una vez por todas este conflicto, se ponga manos a la obra para negociar y que piense en los daños colaterales, gravísimos, que su desidia está provocando entre los trabajadores del sector de Autoescuelas.
FEDERACIÓN DE ENSEÑANZA DE USO

La Federación de Enseñanza de USO lleva meses denunciando la grave situación que está atravesando el sector de Autoescuelas en nuestro país por el conflicto que tiene la Dirección General de Tráfico con los examinadores, que lleva ya muchos meses enquistado y que tantos problemas de todo tipo está ocasionando en el sector de Autoescuelas. De manera especial, denunciamos la incidencia que este conflicto está provocando en los puestos de trabajo, pues muchos trabajadores están siendo despedidos.Exigimos a la DGT que de una vez por todas busque soluciones a ese conflicto, que está paralizando completamente el dinamismo de un sector que mueve cientos de trabajadores y que por la inacción de la DGT ha puesto en serio peligro los puestos de trabajos de muchos trabajadores de este sector. El conflicto es de tal magnitud que se necesitan soluciones rápidas, urgentes con el fin de recuperar la normalidad de un sector que cumple un importante servicio social. Los trabajadores de Autoescuelas no tienen la culpa de ese conflicto de la DGT y le piden mayor sensibilidad laboral y social y que piensen en los preocupantes problemas que está ocasionando. No entendemos como este conflicto se ha podido alargar tanto en el tiempo sin que apenas se haya avanzado en el proceso negociador. Todo esto ha provocado que muchos alumnos, que aprovechan además el periodo estival para matricularse en las Autoescuelas, hayan desistido de hacerlo ante la imposibilidad de poder examinarse. Este descenso de alumnos, muy preocupante, está llevando al sector a un momento de parálisis.Por eso, desde FEUSO pedimos a la DGT que solucione de una vez por todas este conflicto, se ponga manos a la obra para negociar y que piense en los daños colaterales, gravísimos, que su desidia está provocando entre los trabajadores del sector de Autoescuelas.
FEDERACIÓN DE ENSEÑANZA DE USO