USO convoca huelga indefinida en el Ferrovial Servicios, empresa contratista de los servicios de limpieza de la Comunidad Autónoma de Murcia.

Esta mañana se ha presentado escrito en la Dirección General de Trabajo preavisando Huelga indefinida en la empresa Ferrovial Servicios, para sus centros de trabajo adscritos a la contrata de limpieza que la mercantil mantiene con la CCAA de la región de Murcia.

La Huelga tendrá su inicio el día 8 de julio de 2016, a las 0 horas, afectando a más de 400 trabajadores que actualmente prestan servicios en las dependencias administrativas de la comunidad (sedes administrativas de toda la comunidad autónoma), residenciales (residencias, centros de días y psiquiátricos) y docencia (conservatorios, escuelas oficiales de idiomas).

El motivo de la convocatoria es la recuperación de la jornada de trabajo conforme a las estipulaciones de los pliegos de condiciones de 2009, jornada que ha sido reducida a los trabajadores que han venido prestando sus servicios.

En el año 2012 la comunidad alegando un déficit presupuestario recortó el pliego de condiciones en 7 millones y medio de euros lo que produjo la extinción de 186 puestos de trabajo y la reducción de un 16´5 por ciento de la jornada de trabajo del resto de trabajadores.

El planteamiento de la administración fue que de forma paulatina asumían el compromiso de que los trabajadores fueran recuperando la jornada de trabajo, cuestión que sistemáticamente han ido incumpliendo, condenando con ello a los trabajadores de las contratas a unas condiciones precarias (la mayor parte de ellos tienen contratos a tiempo parcial, que a su vez se ha visto reducido) y empeorando las condiciones de los servicios que se prestan a los ciudadanos.

Ante las últimas gestiones que se han realizado con la administración y la constatación de que la citada situación lejos de solucionarse con los nuevos proyectos de pliegos de condiciones pueden empeorar, nos hemos visto abocados a la convocatoria de huelga.

Lamentamos la actitud del gobierno regional que por un lado vende  que el principal problema de la región es el desempleo, y proclaman planes de reactivación y por otro están siendo destructores de puestos de trabajo que además llevan consigo efectos negativos en los servicios que se prestan a la población.