USO TRAS LA CONGELACIÓN APROBADA POR CONSEJO DE MINISTROS, DENUNCIA LA ALARMANTE PÉRDIDA SALARIAL DE LOS EMPLEADOS PÚBICOS EN ESPAÑA.

La Unión Sindical Obrera -USO- de la Región de Murciana, tras la congelación salarial aprobada en el día de hoy, como consecuencia de la presentación de los Presupuestos Generales de Estado para el 2.015, denuncia la alarmante pérdida salarial, que en los últimos 5 años de congelación han supuesto un retroceso retributivo del 11,5% para los Empleados/as Públicos.

Si tomamos como base la primera congelación de 1.991, la pérdida acumulada es del 33,41% con respecto al índice de precios al consumo. Las perdidas acumuladas que han sufrido los empleados/as públicos a lo largo de los años son llamativas y ponen en evidencia, una vez más, el diferencial del la economía real con los datos de la macro-economía que vende Rajoy en estos días como “un cuento chino en china”.

La congelación de las retribuciones para el 2.015, viene a confirmar de nuevo que los empleados/as públicos son los pagadores del estancamiento actual de la economía, de una crisis de la que no somos culpables, pero la pagamos.

Por otro lado, para la USO,  que se quiera “vender” a la sociedad la generosidad del Gobierno con los empleados públicos, devolviendo un 25% de la paga extra confiscada en el 2.012, cuando la realidad es bien distinta. Resulta que hay miles de sentencias y pendientes del fallo del Tribunal Constitucional, que dictan que el Gobierno y todas las Administraciones confiscaron parte de la paga extra que ya había sido generada.

Esto supone aceptan pagar los famosos 44 días que ya tienen claro que se les iba a obligar por sentencia a devolver, pero siguen reteniendo el resto, a pesar de sus manifestaciones iniciales en la que decían, que era una suspensión temporal de la paga extra, y que se devolvería en el 2.015. (el enésimo compromiso incumplido).

Por todo ello desde la USO, deje su obsesión negativa por los salarios de los empleados públicos y exigimos el pago total de la paga extra y la devolución de todos los derechos laborales suprimidos en los últimos años.