USO LAMENTA QUE LOS ACCIDENTES LABORALES SE INCREMENTAN EN LA REGIÓN EN LOS SECTORES DE MÁS PRECARIEDAD.

EN LOS 5 PRIMEROS MESES DE AÑO SE HAN CONTABLIZADO 6.OOO CON BAJA LABORAL.

La Unión Sindical Obrera -USO- de la Región Murciana lamenta el incremento sensible de los accidentes de trabajo con baja laboral en los 5 primeros meses del año en comparación con los que se dieron en el mismo espacio de tiempo en el año anterior.

Concretamente, según el Boletín de Siniestralidad Laboral editado ayer por el Instituto de Seguridad y Salud Laboral de la Dirección General de Trabajo de Murcia, en el periodo comprendido de Enero a Mayo de este año se han producido en la región 6.000 accidentes de trabajo en jornada e in itinere con baja laboral, un 6,30% más que en los 5 primeros meses del año anterior, que fueron 5.647. A los que hay que añadir los 10.231 que se han producido sin el resultado de baja, cifra también superior al pasado año.

Siendo los accidentes con resultado de fallecimiento donde únicamente se da un saldo positivo, al contabilizarse 5 frente a los 10 que se produjeron el pasado año durante el periodo de Enero a Mayo.  SO

Para la USO este repunte del aumento de los accidentes con baja laboral, después de los avances conseguidos por la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y su desarrollo legislativo, resulta paradójico esta nueva alza, que se debe a 3 motivos fundamentales, la vigorosa y casi única contratación eventual, la desprofesionalización con motivo de la precariedad y un cambio de la normativa de prevención parta hacer más fácil su cumplimiento a las empresas, sin evaluar sus consecuencias.

Desde la USO, reiteramos nuestra preocupación por la incidencia en la salud de la precariedad laboral, la falta de personal, y de la relajación en el cumplimiento de la normativa de prevención. Por otro lado la falta de medios de la Inspección de Trabajo y de los Institutos de Prevención, condiciona su labor, que es aprovechada por algunos empresarios. Es importante que se dote de medios necesarios a estas Instituciones para llevar a cabo su función de control. Pero el Gobierno ha preferido anunciar medidas propagandísticas, como “el buzón de denuncias anónimas”, que ha mostrado su inutilidad práctica.