USO CALIFICA LA REFORMA FISCAL DE “MALABARISMO CON TINTES ELECTORALES QUE BUSCA EL TITULAR Y LA REPERCUSIÓN MEDIÁTICA”

La Unión Sindical Obrera -USO- de la Región Murciana, tras conocer los grandes titulares de la Reforma Fiscal anunciada ayer por el Gobierno y a falta de concretar la letra pequeña, califica la misma de “Malabarismo con tintes electorales, que busca más el titular y su repercusión mediática, ya que esconde aspectos manifiestamente injustos y poco equitativos.

Entre las cosas conocidas, esta Reforma simplifica de 7 a 5 los tramos del IRPF, baja los tipos mínimos de forma gradual, aumenta los mínimos familiares y se reduce el tipo general del impuesto de Sociedades. Y aunque sobre el papel hay una cierta rebaja de la tributación para todos los tramos, aún quedan estos muy por encima de los que regían a la entrada del Gobierno del P.P.

Por otro lado, el Gobierno en su argumentarlo, parte de una premisa con trampa propagandística, como el hecho de que 11.500.000 de Pensionistas, Trabajadores/as que ganen menos de 11.200 € anuales no tributarán, cuando no les afecta. Si hay en cambio, grandes rebajas fiscales a las grandes nóminas, a las que se les disminuye 7 puntos al pasar del 52% al 45%, el tipo máximo. Además el aumento de las cuantías de los mínimos personales y familiares, repercute en todos por igual, independientemente de sus ingresos. La rebaja del Impuesto de Sociedades beneficiará a las grandes empresas, primando estas sobre las PYMES.

Especialmente negativo para la USO, es que no existen medidas decididas contra el fraude fiscal, la evasión de impuestos y la economía sumergida. Desde la USO proponemos reforzar los mecanismos de control y dotar de medios humanos y materiales a las inspecciones como una prioridad, ya que aumentarían los ingresos y rebajaria el déficit público.

Para la USO, lo que la ciudadanía demanda y necesita en la coyuntura de crisis actual, es una bajada del IVA en productos básicos y domésticos (es el impuesto más antisocial, ya que pagan lo mismo ricos y pobres), modificar el tratamiento fiscal de las SICAV y sobretodo apostar por el empleo por la creación de empleo digno y estable que estimule el consumo y dejar a un lado este tipo de malabarismos.