USO LAMENTA LA IMPLANTACIÓN DE LA RECETA ELECTRÓNICA EN LA REGIÓN A CUENTAGOTAS. CON EL RITMO DE UN MUNICIPIO POR AÑO SE TERMINARÁ EN EL 2.057.

LA CONSEJERÍA DE SANIDAD SE COMPROMETIO A SU PUESTA EN MARCHA TOTAL DURANTE EL 2.013.

La Unión Sindical Obrera -USO- de la Región Murciana se congratula por la implantación en el Municipio de Puerto Lumbreras de la Receta Electrónica, pero lamenta su ritmo en cuentagotas en la Región, que a pesar de la promesa y anuncio de la anterior Consejera de Sanidad  de su extensión en toda la Comunidad durante el 2.013, lo cierto es que hasta la fecha, solo ha sido en Santomera en 2.013 y Puerto Lumbreras 2.014, por lo que a este ritmo y a falta de 43 Municipios, su total implantación terminaría en 2.057.

La receta sanitaria electrónica de la que fue pionera la Comunidad Autónoma de Andalucía hace una década y que ha ido extendiéndose paulatinamente a las demás regiones, tan solo está pendiente, aparte de Murcia en La Rioja y Castilla León. Tiene copiosas ventajas, para los profesionales médicos y farmacéuticos y especialmente para los Jubilados y Pensionistas, pues por un lado, evita a los pacientes de enfermedades crónicas tener que acudir al médico sólo para que se les expida las recetas, ya que en un solo acto con la tarjeta y durante un año se podrá retirar los medicamentos cuando se necesiten, sin necesidad de la receta en papel. Se estima que en la mayoría de Comunidades Autónomas implantadas totalmente ha permitido reducir el 20% el número de consultas médicas con lo que los profesionales disponen de más tiempo para la atención a otros pacientes. SO

De otro lado, la receta electrónica tal como esta establecida en Andalucía permite que los pensionistas abonen únicamente el dinero que tienen establecido como tope máximo del Copago impuesto por el Gobierno, y evita que tengan que abonar una cantidad superior a la establecida y así esperar a su devolución tras más de 6 meses. Convirtiéndose los Pensionistas murcianos por la no implantación en prestamistas de la consejería de sanidad y sin intereses.

La USO, espera que de los nuevos recortes por desfase del déficit y del plan de reequilibrio, no demoren por más tiempo su implantación en toda la región, pero no de segunda clase, sino tal como la tienen en Andalucía, para beneficiar a los pensionistas.