La Unión Sindical Obrera -USO- de la Región Murciana critica la inactividad total del Consejo Social del Municipio de Murcia, que tras su Constitución a bombo y platillo mediático el día 10 de Octubre del 2.012, su inacción es completa en estos 6 meses transcurridos, al no haber sido convocados sus miembros a ninguna actividad, ni en pleno ni en comisión.

Dicho Consejo que fue dado el visto bueno por el Ayuntamiento de Murcia para su puesta en marcha en Abril de 2.005, no se constituyo hasta 7 años más tarde, es decir, el 10 de Octubre del 2.012, esta formado por 35 miembros en representación de organizaciones económicas, sociales, profesionales y de vecinos del Municipio de Murcia. Y según palabras del Alcalde en el día de su constitución este “Órgano consultivo que constituye un paso firme para avanzar en el proceso de participación ciudadana en la gestión de los asuntos Municipales, e impulsar el desarrollo social y económico del municipio”. (hemeroteca del 11-10-2.012)

La USO, como miembro del Consejo Social y a través de su representante en dicho Consejo, se dirigió por escrito y por registro con fecha 4 de Marzo al Alcalde de Murcia, para participarle nuestra extrañeza por la inactividad tras el tiempo transcurrido, máxime cuando el Alcalde, Sr. Cámara en el acto constitutivo se comprometió a convocar a la semana siguiente a todos los miembros a una reunión para fijar las Comisiones de Trabajo, elaborar el Reglamento Interno de Funcionamiento y crear un grupo de trabajo para la integración y llegada a Murcia del AVE (hemeroteca del 11-10-2012).

En dicha carta, en la que se pedía aclaración a esta total inactividad, a pesar de haber transcurrido 37 días desde su Registro en el Ayuntamiento, no ha tenido contestación alguna, y aparte de la falta de consideración educacional al no obtener respuesta, nos parece deducir la ausencia de compromiso en el futuro de este Órgano.

Por lo que la USO, en su plena Autonomía, se reserva el derecho, si el Consejo Social no cumple con su contenido para el que fue creado, y si tampoco existe compromiso de que este Órgano tenga utilidad practica en beneficio de los ciudadanos, de cuestionarse su pertenencia a él.