MURCIA TERMINA EL AÑO CON 700 EXPEDIENTES (UN 39% MAS QUE EN  2.011) Y 7.349 TRABAJADORES AFECTADOS (UN 48% MÁS).

La Unión Sindical Obrera – USO – de la Región Murciana, tras conocer los datos Estadísticos a nivel nacional del Ministerio de Empleo relativos a los ERE del mes de Diciembre, con que se cierra el año 2.012, critica el masivo aumento de los mismos, por la desregularización de su pantalla de protección, al suprimirse la previa autorización administrativa, fruto de la última nefasta Reforma Laboral.

Estos datos, analizados por la USO a nivel Regional, aportan al mes de Diciembre 60 Expedientes nuevos, con lo que el número final del año 2.012 asciende a 700, frente a los 506, que se dieron en el año anterior, lo que supone un alza de un 39%. Prácticamente se dieron 2 al día, incluidos sábados y festivos.

En cuanto a los trabajadores afectados en los 12 meses por ERE, en Diciembre fueron 592, con un balance anual nunca conocido de 7.349, frente a los 4.989 del 2.011, equivalente a una subida del 48%. Porcentaje muy superior de subida a la media nacional, que ha quedado el 31%. Porcentualmente la escalada de los ERE en la Región solo se ha visto superada dentro de la Comunidades Autónomas de Navarra con el 55%, País Vasco con el 86% y Castilla León con el 99%. Solamente han descendido un 2% en la Comunidad Asturiana.

Por clases de ERE en la Región, y con referencia al 2.012, el que ha experimentado una subida espectacular, ha sido la modalidad de Reducción de Jornada y Salario con un 113% más al afectar a 3.488 trabajadores con una media de reducción del 23% y una incidencia fuerte en el Sector Servicios y mayoritariamente en Empresas de menos de 10 trabajadores. La única nota positiva se da en los ERE de Suspensión de Contratos, que bajan un 2,5% al quedar en 1.864 afectados. Por el contrario el de Extinción de Contratos también sube un 40% al sufrirlos 1.997 trabajadores.

USO, ante la alarmante y desenfrenada carrera alcista de los ERES, pide una mayor rigidez legal en los mismos, para que cumplan la función social y laboral para la que en su día se legislo y no sea en algunos casos el coladero de socializar descenso de beneficios, ya las causas económicas son las más usadas para su tramitación. Ante lo cual los 16.160.000 trabajadores afiliados a la Seguridad Social en todo el País, pueden ser victimas potenciales de un ERE. Las supuestas “bondades” de la flexibilidad introducidas en la Reforma se rebelan ineficaces para frenar esta sangría y parte de las empresas apuestan por los Ere, como mecanismo más sencillo y barato de ajustar sus cuentas.