El próximo miércoles 27 de junio del corriente se iniciará por parte de los trabajadores de VIDAL GOLOSINAS, a partir de las 12 horas y hasta las 15 horas concentraciones en la puerta de la factoría.

El motivo de esta protesta es paralizar la práctica llevada por la empresa de ir amortizando puestos de trabajo a través de despidos improcedentes. En este último año son varios los despidos que se han llevado a cabo por parte de la empresa. A pesar de la oposición del comité de empresa, la Dirección ha seguido manteniendo esa estrategia alegando que, “reconoce la improcedencia del despido  e indemniza en razón de la misma, es decir a 45 días por año”. Esta actitud, amparada en la cobertura legal del despido, no deja de ser criticable por lo mercantilista de la misma. Trabajadores que llevan prestando servicios para la empresa, en algunos casos con más de 20 de años de antigüedad y tras haber dejado parte de sus vidas en la empresa, ven,  de la noche a la mañana,   truncada su vida laboral, por una decisión que no obedece a ningún parámetro lógico, por un despido no justificado que los lleva a engrosar la listas del desempleo, con unas edades que dificultan el encontrar trabajo en otros sectores.