USO EXPRESA SU PROFUNDO RECHAZO AL PREACUERDO ALCANZADO POR UGT, CCOO, CEOE Y CEEPYME, AL PRIMAR MÁS LOS INTERESES NEGOCIADORES QUE EL APORTAR SOLUCIONES A LA GRAVE CRISIS DE CRECIMIENTO ECONÓMICO Y DE EMPLEO QUE PADECE ESPAÑA.

            UN ACUERDO QUE CASI CONGELA LOS INCREMENTOS SALARIALES DE LOS PRÓXIMOS 3 AÑOS, SIN CONTRAPARTIDAS Y COMPROMISOS DE CREACIÓN DE EMPLEO.

 

                           La Comisión Gestora de la Unión Sindical Obrera – USO – de la Región Murciana rechaza frontalmente el preacuerdo alcanzado por los Sindicatos UGT y CCOO con las Patronales CEOE y CEPYME en materia salarial y estructura de la negociación colectiva, considerando que en el fondo del mismo han primado más los intereses de los negociadores que el aportar soluciones a la crisis endémica por la que atraviesa nuestro país sobretodo en el crecimiento económico y en el empleo.

               Desde la USO consideramos que un acuerdo de esta naturaleza debería fijar referencias y no máximos de negociación, dejando a las partes libertad negociadora especialmente en los ámbitos de la empresa para que puedan adaptar los incrementos salariales y las condiciones de trabajo a su propia realidad, desde unos mínimos comunes y siendo un instrumento que ayude al mantenimiento y creación de empleo.

            La USO seguirá defendiendo un modelo de negociación colectiva basado en la complementariedad de ámbitos, que permita la libertad negociadora en ámbitos inferiores sin límites para la mejora económica y social y adaptación de necesidades y posibilidades de cada centro o empresa.

       La finalidad del acuerdo, aparte de casi congelar los incrementos salariales para los próximos 3 años, sin contrapartidas de compromisos de creación de empleo, a juicio de la USO, no es tanto la búsqueda de una moderación salarial, sino blindar las estructuras actuales de negociación, impidiendo en la práctica por medio de los convenios sectoriales la adopción de acuerdos en los ámbitos inferiores y de empresa y mantener el cohorte de técnicos y asesores que se dedican a atender los convenios sectoriales, cada vez una negociación colectiva más verticalizada.