EUROPA CERTIFICA LA SANGRÍA ESPAÑOLA DEL DESEMPLEO Y CIFRA EL NÚMERO DE PARADOS SUPERANDO LOS 5.000.000 MILLONES.

                           Eurostat, la Oficina Estadística de la Comisión Europea que produce los datos sobre la Unión Europea y promueve la armonización de los métodos estadísticos de sus Estados miembros con sede en Luxemburgo, sitúa la tasa de desempleo en España en el 22,9%, la más alta de de todos los países de la Europa de los 27, y cuya media queda en el 9,8%.

                El número de parados total en la estadística de finales de Noviembre lo sitúa en algo más de 23 millones de Europeos y España aporta (sin el maquillaje de los cursos de formación) 5.297.823 de desempleados, uno de cada 5 parados Europeos esta en España, y 1 de cada 123 esta en nuestra Región. De los 23 millones de parados 16.372.000 están en la Zona Euro, siendo el país que mejor se comporta con el desempleo Austria con una tasa del 4%, seguido de Luxemburgo y holanda con un 4,9%; estando España en el furgón de cola de este drama humano y económico, muy por encima de Grecia, país rescatado financieramente y que se sitúa su tasa de paro en el 18,8%, subrayando un dato demoledor para nuestro país : el paro entre personas menores de 25 años lo establece en la tasa del 49,6%.

                La Unión Sindical Obrera – USO – de  la Región Murciana considera que estos datos son un reflejo de la inactividad económica y pide al nuevo Gobierno que emprenda medidas urgentes para reactivar la economía y generar empleo, mucho más allá de conformarse con una Reforma Laboral, que por si sola no lo crea, las efectuadas hasta la fecha lo han destruido.

                La USO considera que el primer paquete de medidas aprobadas de reajuste y subida de impuestos, puede generar un estancamiento económico, siendo de vital importancia otras, que incidan de manera directa en la generación de empleo, y acaben con la inestabilidad y precariedad de nuestro mercado laboral. USO recuerda que el mejor instrumento para generar ingresos al estado son los trabajadores ocupados, a través de sus cotizaciones e impuestos.