EL TRIBUNAL DE CUENTAS EN SU RECIENTE INFORME DE FISCALIZACIÓN RECONOCE DISCRIMINACIÓN A LOS TRABAJADORES EN FUNCION DEL SINDICATO A QUE SE ESTE AFILIADO EN LAS CONVOCATORIAS Y CONCESIÓN DE PROYECTOS DE LA FUNDACIÓN PARA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES.

 El Tribunal de Cuentas en su reciente informe de fiscalización sobre la gestión de la Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales ratifica las denuncias que la USO viene realizando ante el Ministerio de Trabajo sobre el funcionamiento y asignación de recursos de la mencionada Fundación.

 

En su informe, el Tribunal de Cuentas que analiza la evolución de los recursos desde el año 2.000, recalca el carácter discriminatorio y la vulneración de los principios de libre concurrencia de las convocatorias, ya que solo podían ser solicitantes los miembros del Patronato de la Fundación o de los órganos tripartitos territoriales (76 Miembros en total, 19 en representación de la Administración General del Estado, 19 en representación de las Comunidades Autónomas, 19 por las Organizaciones Empresariales y 19 por los Sindicatos “mas representativos”),  excluyendo así a cualquier organización social que no sea UGT, CCOO, CEOE-CEPYME en un ámbito como es la prevención, convirtiéndose estos en JUEZ Y PARTE durante todo el proceso.

  El Tribunal coincidiendo con las múltiples quejas denunciadas por la USO, expresa el incumplimiento de los Principios de Concurrencia (al no permitirse el concurso a otros ejecutantes), de Transparencia (al no acreditarse de forma fehaciente su forma de adjudicación), de Objetividad (al no procederse a valorar las acciones de acuerdos con unos criterios homogéneos, y el de Igualdad y no Discriminación (al no tener la misma oportunidad el resto de las organizaciones sindicales al no dejárseles pertenecer al Patronato), incumpliendo e ignorando los principios en el Art 8 de la Ley 38/2003 General de Subvenciones.

 Para la USO se esta negando un derecho fundamental, que afecta a la totalidad de los trabajadores, con total independencia de la afiliación a un sindicato u otro, debiendo de ser una materia abierta en la que hubiese la mayor participación posible, en beneficio de la prevención y el desarrollo de la cultura preventiva.

 La USO que presento proyectos a sabiendas que iban a ser sistemáticamente rechazados, no por lo necesario o la calidad de los proyectos, sino por la regulación restrictiva, ha presentado recursos a cada una de las denegaciones, uno de ellos en Murcia, en la que se proyectaba la creación de un Gabinete Técnico para la asistencia a los cerca de 500 Delegados de prevención elegidos con los que cuenta, volverá a presentar dicho proyecto con una difícil negativa por el varapalo que ha dado el Tribunal de Cuentas a los integrantes del Patronato de la Fundación de la Prevención de Riesgos Laborales.